2 de Enero, 2014

Una historia sobre DRM

A la vuelta de nuestras vacaciones en España el tiempo por aquí era bastante malo, incluso peor de lo que era de esperar: lluvia, viento y frío; así que no apetecía para nada salir a la calle. Bien, estába viendo un par de vídeos en YouTube y me crucé con Monsters University, que no habíamos visto, y resulta que está para ver vía Google Play.

No parecía mala idea: se puede ver desde la web (no como otros servicios que requieren un dispositivo con Android o algún plugin que no funciona en Linux) y el precio es aceptable ($5 en modo alquiler: no suelo ver las películas más de una vez... así que es perfecto.). Pues no salió tan bien como esperaba :(.

Resulta que la reporoducción vía web utiliza Flash, que no es problema porque está disponible en Linux, pero requiere que esté HAL instalado... que es una tecnología abandonada en pro de udev (las distribuciones dejarón HAL atrás en 2011), con lo que no está disponible para Fedora 19.

El caso es que Adobe lo sabe y le da igual, probablemente porque hace tiempo que Linux no entra en sus planes.

Podemos aceptar que a Adobe, le de igual... pero ¿algo pintará Google Play en todo esto? Pues parece que no. Cuando intentas reproducir el vídeo sin HAL... simplemente no funciona, con lo que descubrir donde está el problema es bastante complicado hasta que encontré la lista de requisitos y ese Ubuntu and Linux OS users must install the HAL module -eso en los sistemas que existe el paquete; ¿vuelvo a usar Fedora 15?-.

La verdad es que la situación es algo mejor que en otros servicios en los que, por ahora, la única solución es usar WINE; lo cual es un hack con el que no estoy del todo de acuerdo porque está claro que los señores de Netflix no quieren mi dinero (ni el de otros usuarios de Linux).

Finalmente pude ver la película en mi Chromebook; que efectivamente lleva soporte para el DRM de Flash. A partir de aquí el problema era que, al parecer, YouTube tenía problemas para reproducir el vídeo a 480p (máxima resolución vía web; que no es mucho, ¿verdad?) y nos tuvimos que conformar con 360p :(. Mi conexión es capaz de mucho más que eso, así que sospecho que tendría que ver con la fecha/horas y congestión en la parte de Google.

Por una parte el precio y el servicio no me parecen mal, las condiciones son correctas (tienes 1 mes para ver la película, y una vez vista la puedes ver todas las veces que quieras durante 48 horas); pero el servicio para los usuarios de Linux deja mucho que desear. Luego está el tema de la calidad del vídeo; que en una pantalla grande no hubiera resistido bien esos 360p. Sin duda lo tienen que mejorar.

Al final la mayoría de los problemas que me he encontrado vienen del DRM. Si es relativamente fácil encontrar un torrent con esa película a calidades mucho superiores (1080p!), está claro que hay otros mecanismos para obtener la película y no es vía Google Play; si solo voy a ver la película una vez, ¿por qué no ofrecerla sin DRM de forma que no sea una barrera entre los contenidos y los usuarios? A saber, yo por mi parte no creo que repita la experiencia en estas condiciones.

Anotación por Juan J. Martínez.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.