2 de Abril, 2004

Un día largo con Software Libre

Esta mañana hemos comenzado con una charla de Maxi en el I.E.S. Severo Ochoa orientada a estudiantes de FP en la rama de programación (o algo así me ha parecido entender).

¿Qué decir? Maxi es profesor de sociales y se nota. Una charla interesante, amena (pese a una audiencia y un auditorio difíciles, cuento más adelante) y muy informativa sobre Software Libre. Siempre sabe darle una vertiente al tema que a mi me fascina como informático especializado (y a veces parco en otras materias).

Resulta que hoy era la despedida de las clases por Semana Santa y tocaba un grupo de música, entre otras actividades (como no aparecer por el instituto).

Esto se ha traducido en pruebas de sonido, un tostón que Maxi ha soportado muy bien, y un nivel algo bajo de asistencia. Además la puerta chirriaba una barbaridad pero no era plan de dejarla abierta con el ruido de fuera :(.

Finalmente ha habido una pequeña mesa redonda o debate (o algo). Los profesores en la sala han planteado alguna pregunta y hemos acabado entrando en una discursión estéril con uno de ellos.

La verdad es que no hemos conseguido manejar la situación y aportar un argumento tajante que diera el tema por zanjado. Posteriormente lo hemos visto muy claro, pero en el terreno no hemos sabido resolver :S y hemos entrado en interbloqueo :'(.

Ha comenzado sembrando dudas acerca del soporte disponible en el Software Libre. Personalmente creo que la opción de considerar el soporte de la comunidad no es válida para una empresa, a no ser que, como apuntaba muy acertadamente uno de los profesores, esa empresa cuente con un experto en nómina. Me parece que la clave está más en pagar a una empresa por ese servicio, exactamente igual que con el software propietario.

No veo mayor complicación y hasta aquí se hablaba de las aplicaciones generalistas. Creo que todos hemos quedado satisfechos en este punto.

Este hombre además, aunque a favor del Software Libre, planteaba que en el caso de las aplicaciones realizadas a medida el hecho de disponer del código fuente y las ventajas en independencia que eso otorga al usuario (en este caso un empresario), no eran tan determinantes.

Argumentaba que es realmente difícil coger una aplicación a medida, con muchas particularidades y un tamaño considerable, y ampliarla haciendo cambios importantes. Es cierto que eso requiere un estudio y no es nada fácil, pero la conclusión a la que nos llevaba era que ese "cambio de proveedor de servicios" resultaría demasiado caro y convertiría al código fuente en un elemento sin valor para el empresario.

Sería el peor caso, creo yo, en el que estaríamos poco mejor como empresario que en una posición con software cerrado. Pese a admitir eso, en mi opinión hay varias cosas a tener en cuenta.

En primer lugar hay que suponer que el desarrollo original es nefasto. Sin documentación, sin comentarios, código nada estructurado, etc. Esto deja en mal lugar al desarrollador original: si han engañado al empresario, eso no se debe asociar al hecho de que sea Software Libre. Puede pasar, pero me parece aventurado decir que es la norma (!).

En segundo lugar el profesional que se encarga de esa tarea de relevo debe estar a la altura de las circunstancias. Si al empresario le parece caro el cambio, debe pedir otra opinión. ¡No debería desperdiciar esa ventaja! No todos somos incompetentes :D. Denme trabajo!

¿Qué alternativa da el software propietario? Cambiar de proveedor, igualmente. Ya sea porque el proveedor que tenemos hasta el momento cesa sus actividades, o ya sea porque nos está perjudicando de forma importante. De una dependencia pasaríamos a otra, pocas veces mucho más satisfactoria que la anterior (desde mi experiencia, pero no puedo generalizar).

¿Costes de pasar de un proveedor con software cerrado a otro con software cerrado? Considerables. Migración de datos (no siempre al 100%), problemas con el proveedor saliente (no quiere facilitar las cosas) y además adaptación del nuevo producto, exactamente como si cogiéramos un desarrollo basado en Software Libre y lo adaptáramos a nuestras necesidades. No, exactamente no. En esta ocasión no es Software Libre. Estamos atados, aunque esta vez a otra empresa. ¿Es esto más económico que en el caso del código fuente "sin valor" en el que se modifica un producto en lugar de cambiar a otro distinto? No creo que haya una respuesta universal a esto, pero da que pensar.

Parece claro y podría profundizar más en el tema, aunque este análisis es a posteriori y no tiene el valor que hubiera tenido esta mañana cuando hacía falta :|.

Los perjudicados han sido mayoritariamente los chavales. Porque creo que quizás el debate quedaba un poco fuera de sus intereses inmediatos, y porque al irse antes de tiempo se han quedado sin un CD con la KNOPPIX 3.3 :P.

Bueno, y además Maxi no ha podido enseñar tanto como le hubiera gustado su instalación con LTSP de la que tan orgulloso se siente. ¡Como corría ese i486! ;).

Ya en otro orden de cosas nos hemos reunido esta noche en la primera quedada geek de Kleenux. Hemos asistido 7 personas, con una cara nueva :o, y hemos pasado un rato muy agradable charlando sobre los temas que nos interesan. No ha estado mal como primera vez.

Un día largo, sin duda.

Anotación por Juan J. Martínez.

Hay 1 comentario

Gravatar

La verdad es que ha sido una pena no poder dar con las palabras claves para hacer reflexionar a esta persona. Tendremos que entrenarnos más para estas situaciones :D

por josefu, en 2004-04-02 11:00:12

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.