29 de Octubre, 2005

Reenviador compulsivo: keep out!

Vaya, he caído en las redes implacables de un reenviador compulsivo :(. Además creo que hasta podemos obtener un buen perfil de los de su especie estudiando a este individuo aislado.

Todo lo que le llega al buzón, es decir, cualquier tontería, chorrada, o mensaje inútil, incluyendo adjuntos (por supuesto), lo reenvía a todas las direcciones que tiene a su alcance.

Es usuario de Hotmail, ese servicio de correo con barreras de entrada bastante fáciles de sobrepasar. El usuario no sabe lo que ha conseguido, ni lo que hace en realidad, es una víctima más de varios siguiente y un finalizar de un asistente en su PC con Microsoft Windows.

Esto lo convierte en peligroso, porque probablemente use un cliente de correo que se integra con ese servicio gratuito, y que recolecta direcciones automáticamente para saciar el instinto reenviador del usuario. Desde luego ignora la parte oculta del correo electrónico, de forma que comparte todas las direcciones con sus víctimas, lo que nos expone a más individuos de su especie.

Además es un tipo de spam desconcertante, que no intenta vendernos nada, y juraría que no conozco a este individuo en absoluto :|.

Anoche llegamos al límite, cuando recibí un correo hablando de una gran tragedia que me iba a suceder si no reenviaba el mensaje a otras 15 personas. El mensaje era largísimo, con un breve contenido al final, y cientos de direcciones heredadas de mensajes anteriores, fruto de la recolecta de direcciones de reenviadores del pasado.

Que digo yo, podrían echarle valor y sufrir las consecuencias del mensaje en lugar de transmitir el mal a otras 15 personas :P. El caso es que como ignora mis peticiones para cesar en su comportamiento poco cívico, he decidido pasar a la acción.

Ya está explicado en unas notas sobre Sendmail que tengo por ahí.

Necesitamos tener activada la característica acces_db. En mi documentación empleo un hash, centrándome en el uso que se hace en OpenBSD. Si ese hash se crea en /etc/mail, un lugar bastante adecuado, y suponiendo access como fichero fuente, editamos /etc/mail/access y añadimos al especimen:

From:el@hotmail.com	ERROR:554 Reenviador compulsivo KEEP OUT.

He puesto el@hotmail.com en lugar de su dirección real, aunque no lo merece (recordemos el mensaje maldito que me ha mandado :D).

Regeneramos el hash para que Sendmail trabaje con los nuevos datos:

# cd /etc/mail
# makemap hash access < access

En OpenBSD basta con hacer make en el directorio para que todos los ficheros que necesiten alguna operación de este estilo se procesen automáticamente.

Con esta medida conseguimos que siempre que se detecte la dirección indicada en el origen de un mensaje, se responderá con ese error SMTP. Esto habitualmente generará un bounce que le llegará a nuesto 'amigo', que probablemente no lo va a entender :S.

Ahora ya puede reenviarme lo que quiera, que al menos no lo recibiré. Es un triste consuelo porque eso no evitará que siga esparciendo mi dirección por todo el universo hostil, repleto de otros reenviadores compulsivos :(.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: antispam.

Hay 2 comentarios

Gravatar

De este mismo tema he hablado hoy en mi blog aunque no de una manera técnica, sino comentandolo por encima :P.

Hotmail es el criadero de las cadenas de mail y todos sus parecidos. ¿Porqué? Pues yo creo que a causa de que todo joven conocido en España y con una conexión a internet tiene que tener un <i>hotzmail de esos</i>

por mantero, en 2005-10-29 19:46:28

Gravatar

Yo tengo un par de reenviadores de ese tipo y la verdad es que si es bastante molesto. Finalmente puse sus direcciones en la lista negra y todos sus emails van directamente a /dev/null

por Ruben, en 2005-10-31 09:28:47

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: