11 de Enero, 2013

»Redshift · Una de mis batallas personales con Gnome 3 es el control del brillo de la pantalla (aunque sospecho que la responsabilidad cae más en el kernel/hardware; al menos los casques, porque que tras suspender vuelva al 100% de brillo parece cosa del escritorio). El tema es que como paso un montón de horas delante de distintas pantallas, al final del día los ojos se resienten. Estoy probando Redshift y, aunque el tinte rojo al principio es un poco WTF!, parece que sí puede haber algo molesto tras la luz azul. Ya contaré cómo me va con el invento.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: gnome.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: