18 de Agosto, 2004

Peregrinos de Marte

Después de sendos fiascos con 'La isla de cemento' de Ballard y 'El horror de Dunwich y otros relatos' de Lovecraft, que no he conseguido terminar, he disfrutado mucho con esta novela de José Antonio Suarez.

Se trata de un escritor conocido en el mundo del fandom español sobretodo por su éxito en el 2000 con 'Nuxlum', publicado en esta misma colección. Al menos yo conocía al autor por ganar con esa novela el Ignotus del año 2001, premio que otorgaba la extinta, o más bien renovada y renombrada, AEFCF.

La repercusión en un ámbito tan cerrado no es porque no tenga calidad su obra, que al menos este 'Peregrinos de Marte' es de un nivel excelente -no he leído 'Nuxlum'-, sino quizás a que ha publicado con frecuencia en circuitos de género alejados del gran público, como es esta colección Espiral Ciencia Ficción del editor Juan José Aroz.

La colección es una iniciativa cultural sin ánimo de lucro orientada a potenciar y promocionar la ciencia ficción española. Funciona mediante suscripción o petición de números atrasados, así que no es probable que encontremos ejemplares en las librerías.

Disfruto de la colección desde algo más de un año, y he leído obras excelentes como 'Sombras de un mismo sol' de David Calleja Cuñado, o la antología 'Premio Espiral CF 2004 - Estación Espacial Internacional (ISS)' con cuentos de varios autores que participaron en la edición del 2004 del certamen temático que organiza este editor. Hay más información en la web de la colección.

La situación en la Tierra es complicada, social, ecológica, políticamente, y a muchos otros niveles. El autor nos situa en Marte, donde varias colonias, militares y científicas, se ven obligadas a trabajar con cada vez más recortes en medios tanto materiales como humanos.

Como salida a esta situación delicada los gobiernos se ven obligados a recurrir a la financiación privada, y la figura del turista espacial entra en escena complicando más las cosas en Candor Chasma, la estación científica que actualmente mantienen solo dos personas: Nerea y León.

Con una prosa ágil y fácil de leer, destacando los diálogos, Suarez va alternando en cada capítulo entre el punto de vista de cada uno de estos dos personajes, permitiendo seguir la historia de una forma muy interesante, desde la distinta perspectiva de personajes en muchos aspectos antagonistas.

La trama es interesante, con un final donde todo encaja sin recurrir a demasiadas prisas, manteniendo el suspense de forma aceptable y con un nivel de sorpresa tolerable, siempre dentro del entorno, Marte, que aporta mucho a la acción.

Una cita:

Sería maravilloso que moldeásemos la realidad con nuestros deseos. Si mil millones de personas piensan que la Tierra es plana, ¿por qué tendrían que estar equivocados? Pero la realidad no se decide por consenso. No podemos someter a votación la ley de la gravedad ni el principio de conservación de la energía, como tampoco las leyes de Mendel o la evolución. Pero en la Tierra, no todos piensan igual

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: lecturas.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: