9 de Julio, 2006

Endymion

Me gustó mucho leer Hyperion y su caída, también conocidos como Los cantos de Hyperion, y desde entonces no había vuelto a probar con Dan Simmons.

Bueno, en realidad no se puede decir que haya vuelto a probar con este escritor, porque Endymion es una continuación de la historia, que se publicó unos años después de la obra maestra de Simmons, cuando parecía que el tema estaba cerrado.

No he leído todavía El ascenso de Endymion porque, como ya pasara con los otros dos libros, Simmons acabó con una novela demasiado larga que se partió en dos sin muchos miramientos, y Endymion es la primera parte, que por ahora no está a la altura de la historia épica que pude disfrutar en los cantos.

Al igual que pasaba con Hyperion, Endymion también es un poema del escritor romántico inglés del siglo XIX John Keats, personaje en cierto modo en la obra de Simmons, y un poco se puede ver ironía en que este segundo poema tuvo duras críticas en comparación con Hyperion. Así que, como ya le pasó a Keats, ahora Simmons imagino que habrá asumido el resultado.

Tampoco quiero dar una impresión equivocada. Endymion me ha gustado mucho, son una 730 páginas que he leído casi sin darme cuenta. Simmons es un narrador excelente, y ha sabido seguir jugando con muchas de las ideas que ya nos presentó en los cantos abriendo gran candidad de prosibilidades nuevas. Pero igual que estoy seguro de haber leído una obra menor comparada con las anteriores, tampoco sé qué puedo encontrarme en El ascenso de Endymion, así que estoy deseando empezar la segunda y última parte de la historia.

Han transcurrido 274 años desde la Caída, y la Hegemonía del hombre ha desaparido para ocupar su lugar la Iglesia católica, con su brazo armado conocido como Pax, que mediante su protectorado están luchando contra los Éxters y manteniendo unida bajo la religión a lo que ha sobrevivído de la humanidad depués de los acontecimientos que se relatan al final de La caída de Hyperion.

Raul Endymion, nativo de Hyperion, está encerrado en una caja de gato de Schrödinger esperando su muerte de un momento a otro, y nos cuenta una historia, la de sí mismo y de La Que Enseña, y de sus perseguidores, como el padre capitán Francisco De Soya (el personaje que más me ha gustado). Hay una niña que puede poner en peligro en orden establecido, y bueno, nada es lo que parece.

Aunque esta novela transcurre de una forma más lineal que los cantos, los personajes están mucho mejor retratados, y la imaginación de Simmons es en muchos casos sobrecogedora. Ocurre por ejemplo con las naves correo clase Arcángel, como la Rafael que emplea De Soya para perseguir a los protagonistas de un planeta a otro. Estoy mordiéndome la lengua, no quiero desvelar nada... porque creo que merece la pena que cada cual vaya descubriendo la novela por su cuenta.

Si acaso comentar que el personaje de Nemes hasta ahora no me ha gustado nada, y quizás echo de menos más protagonismo para el Alcaudón, que sí tiene un halo terrorífico que lo envuelve todo en sus apariciones y que por ahora el nuevo personaje no ha conseguido igualar. Es cierto me falta leer El ascenso..., así que quizás sea más justo pensar entonces en los dos libros como en uno solo.

Una cita:

  - Gracias, capitana, señores. El sargento Gregorius y sus dos hombres bastarán. Partiré esta misma mañana.
  - ¿Partir hacia dónde, Federico?- pregunta el padre Brown-. El exhaustivo análisis de los testimonios no nos ha permitido averiguar adónde se teleyectó esa nave. El río Tetis tenía contactos cambiantes, y todos los datos sobre el próximo mundo en la línea se han perdido.
  - Sí, padre- dice De Soya-, pero sólo dos centenares de mundos estaban conectados por ese río teleyector.[...] Mi nave Arcángel puede llegar a todos ellos en menos de dos años, calculando el tiempo de resurrección después de cada translación. Comenzaré de inmediato.
  Los hombres y mujeres de la junta lo miran sorprendidos. El hombre que tienen delante está hablando de varios cientos de muertes y dificultosas resurrecciones. Por lo que saben, nadie, desde el comienzo del Sacramento de la Resurrección, se ha sometido a semejante ciclo de dolor y renacimiento.
  El padre Brown se pone de pie y alza su mano en una bendición.
  -In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti- entona-. Vaya con Dios, padre capitán De Soya. Nuestras plegarias irán con usted.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: lecturas.

Hay 2 comentarios

Gravatar

Yo creo que con "El ascenso de Endymion" la cosa mejora, pero sin llegar a la altura de Hyperion y sobre todo (para mi yo mas fiki) "La caída de Hyperion" (esos fantásticos koans en negrita del cibrido Keats con la IA Ummon!!!!)

Endymion me parece "solo" una novela de aventuras... En "El Ascenso ..." vuelve a tocar, aunque más de refilón, algunos de los temas anteriores...

Pero esto es solo una opinión personal ;)

Saludos

por Miguel, en 2006-07-19 09:28:41

Gravatar

Lo que llevo leído me está gustando mucho. De Soya sigue siendo un personaje genial, y poco a poco parece que la cosa mejora respecto a 'Endymion'.

por Juanjo, en 2006-07-19 10:12:34

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: