20 de Julio, 2004

En su justo momento

Como no hace calor, como el resto del año no es lo suficientemente largo, es ahora cuando el ayuntamiento se pone con el fresado de las calles y su asfaltado.

Muestra de inteligencia humana
Asfaltando a las 4 de la tarde

Ahora, cuando se baje a la calle, sentiremos el calor. Parecerá que nos vamos a quedar pegados al pavimento. Por no hablar del gustito del olor cuando haya que abrir, inevitablemente, las ventanas esta noche para intentar dormir con el calor que hace.

Anotación por Juan J. Martínez.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.