16 de Marzo, 2013

El cierre de Google Reader

Es la primera vez que el cierre de un servicio gratuito me afecta. No sé si es una victoria en mi estrategia de ser independiente (o libre si lo prefieres: pago el dominio usebox.net, tengo mi propio servidor de correo, web, copias de seguridad, etc; todo con software libre), o que no soy un gran consumidor de servicios ;).

El caso es que el cierre del lector de feeds de Google como parte de su última limpieza de primavera (desde 2011 ya han cerrado 70 proyectos :o) me ha fastidiado un poco. Somos animales de costumbres y desde que dejara de usar Liferea hace unos años, Google Reader se había convertido en uno de mis servicios indispensables (uno de los pocos que uso hasta en el móvil).

¿Por qué ha hecho esto Google? Su breve explicación (ha descendido su uso y su nueva estrategia de empresa es concentrar energías en un grupo selecto de productos) suena a broma cuando Google ha sido -y es- una empresa que diversifica constantemente; desde servicios en Internet como el buscador o correo hasta gafas inteligentes o coches que se conducen solos.

Hay muchas lecturas posibles y se ha escrito mucho en los últimos días acerca del tema, pero lo más evidente para mi es que Google+ es una prioridad para Google, y sospecho que van a intentar dirigir a los usuarios de Reader hacia su plataforma social donde Google controla los contenidos en lugar de proporcionar una plataforma para consumirlos.

En cualquier caso se veía venir un cambio. El lector de feeds estaba en una posición muy incómoda, sin novedades destacables en año y medio, siendo el último cambio el rediseño para ajustarse a la nueva imagen de producto de Google, junto a la pérdida de funcionalidades sociales por la integración con Google+. Imagino que muchas veces se ha dicho que las plataformas sociales como Facebook y Twitter han acabado con la popularidad de los blogs; en este caso es bastante literal (que tiemble Blogger, ¿podría ser el siguiente? :D).

Hay varias alternativas a Google Reader y mucha gente está frotándose las manos porque se abren las puertas a un negocio que Google se encargó de cerrar en el 2005 cuando su lector de feeds aniquiló sin piedad a la escasa competencia con un producto técnicamente superior y además completamente gratis. En mi caso por ahora he vuelto con Liferea, aunque he perdido la sincronización con distintos dispositivos; un problema que ya buscaremos solucionar, si es posible sin depender de un servicio de terceros (estaría dispuesto incluso a incluirlo en mi infraestructura).

Creo que el cierre de Reader va a tener cosas positivas y efectos interesantes. Mucha gente se ha dado cuenta de cómo dependen de recursos que no controlan, y la caída de Reader va a suponer una especie de reboot, como un gran desastre en el que muchas suscripciones se van a perder para siempre. Tenemos la oportunidad de empezar de nuevo, aprendiendo de nuestros errores.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: internet.

Hay 2 comentarios

Gravatar

Por comentar: si lo vas a montar en tu infraestructura no te pierdas tt-rss.org

Ahora mismo estoy en pruebas con él. Me resulta un Reader sin estorbos (en una pantalla de 10” es insufrible). Tiene app para Android (con sincronización para offline), aunque no para iOS.

Me estoy enamorando

por Dasmandr, en 2013-03-16 11:34:45

Gravatar

Sí, lo conozco. Es una de las mejores opciones. También tienes https://launchpad.net/gregarius ; pero no sé si es lo que busco.

Si miras por ejemplo al correo electrónico tenemos clientes, servidores y protocolos; de forma que puedes usarlo en tu escritorio, móvil o lo que sea.

Lo que necesitamos es algo así: un API o protocolo que se implemente en el servidor al que accedan diferentes clientes. Eso es un poco lo que hacía Google Reader, lo único que ni el API era público ni habían implementaciones del servidor que pudieras usar fuera de Google.

Liferea soporta sincronización con tt-rss, otros clientes podrían implementar esa funcionalidad; ¿puede ser esa el API estándar que buscamos?

por Juanjo, en 2013-03-16 11:58:38

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: