9 de Abril, 2011

Creative Commons, ¿en serio?

Llevo unos 10 años publicando artículos y recetas (los How To de toda la vida), y dando permiso a cualquiera para utilizar esos contenidos de una forma sencilla y sin necesidad de ponerse en contacto conmigo.

Creative Commons

A veces utilizo una licencia Creative Commons, otras una versión más simple como hago en las condiciones de uso esta bitácora (que al final es lo mismo que una CC BY-ND), pero da igual... es realmente raro que se respete la licencia.

A veces veo un número de hits alto en las estadísticas de una de mis páginas, y al ir contento a ver quién me enlaza, descubro que han fusilado contenidos, enlazando las imágenes directamente desde mi servidor (de ahí los hits, ¡gracias! el ancho de banda para mi es gratis :D), y adecuadamente han olvidado copiar la parte de la licencia.

Es como si leer copyright confundiera, y lo importante es borrar todo rastro. El contenido es bueno, el copyright malo, ¡que además podemos decir que nosotros somos los autores!

No recuerdo exactamente, pero en uno de esos casos hace años, tuve la peregrina idea de mandar un correo electrónico explicando la situación: que es muy fácil cumplir la licencia, solo tienes que añadir el texto que has omitido, y todos tan amigos. La respuesta: una disculpa y borrar el contenido.

Bueno, la disculpa no está mal, aunque es innecesaria, sobretodo cuando la acción final es borrar el contenido :(.

Desde entonces, en general paso del tema. Si veo que hay cantidades importantes de publicidad y los dueños del sitio parecen buena gente (con las granjas de contenidos que solo buscan posición en Google no merece la pena molestarse), igual intento ponerme en contacto y explicar la licencia, un poco pensando para mi mismo: qué te apuestas a que lo borran todo.

Y así es, aún con lo sencillo que es compartir y colaborar con las licencias tipo Creative Commons, o se utiliza el contenido eliminando todo rastro del autor original, o es preferible ¡perderlo todo!

Luego está la otra cara de la moneda, cuando utilizas una licencia de software muy permisiva, y te piden permiso para empezar un proyecto basado en tu código :). Nuevamente se agradece, y explico porqué y cómo no necesita mi permiso, porque ya lo tiene... por la licencia :P.

No voy a cambiar de esquemas, me beneficia mucho la cultura libre y que otras personas contribuyan sus contenidos, así que voy a seguir aportando todo lo que pueda a estos bienes comunes. Pero a veces tengo la duda de si lo habré entendido todo mal :P.

Actualización: releyendo esta anotación he tenido una sensación de déjà vu, y es cierto que me repito :P. Ya comenté lo mismo en 2009: Creative Commons y 'fusiladas'. Bueno, una conclusión puede ser que no ha cambiado nada en los últimos 3 años :(.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: licencias, creative commons.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: