26 de Diciembre, 2010

Blackout

Este año no he conseguido conectar con ninguna novela, de hecho solo he escrito una reseña por aquí (y tampoco era una maravilla, la segunda entrega de la franquicia sobre vampiros de Charlaine Harris). Quizás es que he elegido mal qué leer (como Pride and Prejudice and Zombies, que vaya... tostón), y en el caso de esta novela de Connie Willis, al menos he acabado las más de 500 páginas que tiene.

Ya había leído de esta misma autora Tránsito y el genial El libro del día del juicio final, y me lancé a por Blackout sin informarme un poco de qué iba la novela. Mal hecho :(.

En primer lugar no tenía ni idea que era la primera parte de dos novelas. Aunque primera parte no sé si es correcto, porque simplemente acaba con un si quieres saber como sigue..., de forma que es una novela de unas 1200 páginas partida en dos sin ningún miramiento :(.

Además de ese detalle (tendré que leer All clear, que es el desenlace... aunque ahora mismo no me apetece nada), se retoma el planteamiento de los viajes en el tiempo expuesto en El libro del del día del juicio final aunque, en mi opinión, con menos éxito.

Volvemos al Oxford del año 2060, donde los historiadores viajan a distintas épocas para observar en primera persona distintos acontecimientos históricos y a sus contemporáneos. Se retoman algunos de los personajes de El libro..., y las mismas reglas del juego en lo que se refiere a los viajes en el tiempo.

Willis es una narradora excelente, pero en este caso no me convence el planteamiento que ha elegido.

Es de prever que algo salga mal, y es lo que propicia la historia, que haya algo que contar. Pero lo que funciona tan bien en El libro..., aquí no termina de encajar.

Varios historiadores se desplazan a la Segunda Guerra Mundial a estudiar distintos comportamientos de las gentes de la época, y aunque la Edad Media tiene elementos de riesgo, el principal peligro para los contemporáneos (la peste negra) tiene una solución sencilla: vacunar al historiador.

Pero claro, con todo lo evolucionada que está la ciencia en el futuro, no se ha llegado a idear una vacuna que proteja contra las bombas. Así que, las situaciones que viven los personajes, no me resultan sorprendentes más allá de la información curiosa de estar leyendo un relato con tintes históricos. En realidad, ¿qué se puede esperar si te plantas en medio de los bombardeos alemanes en el Londres del Blitz?

Por eso el elemento de suspense que da forma a la historia no son los propios eventos históricos, como ocurría en El libro..., sino algo externo a la Segunda Gerra Mundial y al periodo histórico en estudio.

Aunque lo que menos me ha gustado ha sido un recurso que, a mi juicio, la escritora explota con demasiada frecuencia. Los personajes aportan distintas notas mentales que resaltan la ingenuidad y lo equivocados que están los contemporáneos. Sin duda es una forma de proporcionar información, pero llega un momento en que resulta demasiado fácil: está claro que vienen del futuro, y que saben qué va a pasar, y la gente de la época no. Me recuerda al recurso del buen doctor (como ustedes ya sabrán..., y damos la información al lector de una forma sencilla y directa).

Tampoco quiero ser injusto, porque es una buena novela, algo lenta al principio, pero que tiene la constante de todo lo que he leído de Connie Willis: lo importante no es a dónde llegas, sino el camino que recorres. Pero mejor saber antes de empezar que es media novela y que no finaliza.

Es bastante recomendable si nos interesan los hechos históricos alrededor de la Segunda Guerra Mundial (y en mi caso ha resultado atractivo leer sobre lugares que he visitado recientemente :P), aunque me reservo mi opinión final hasta haber acabado All Clear.

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: lecturas.

Hay 1 comentario

Gravatar

Me has picado con la novela.Ya veremos como está...saludos desde mi /home

por ZeroWolf, en 2010-12-30 00:39:38

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: