25 de Octubre, 2005

Actualizar tarjetas con chip PRISM

Hace tiempo que actualizé la firmware de la tarjeta PRISM 2.5, y para ello seguí una guía paso a paso que confeccionó Paco para el wiki de Elche Wireless.

Lamentablemente mucha información de esa web se ha perdido con el fallecimiento del disco duro del servidor, así que he visto interesante rescatar una fuente bastante completa sobre el tema: mini-howto on Flashing Intersil Prism Chipsets.

No es una guía tan clara y concisa como la de Paco, pero es más que suficiente para actualizar la firmware de nuestras tarjetas.

Ahora, ¿es interesante realizar la actualización? Recordemos que si algo sale mal puede quedar nuestra tarjeta inutilizada, y que requiere de cierta infraestructura especial (yo usé el driver hostap en Linux).

Si no te has dado de narices con un problema ocasionado por la firmware, igual no merece la pena el riesgo ;). Es complicado saber cuando un fallo está causado por el driver, un fenómeno que afecta a las ondas de radio, o es que necesitas actualizar.

Las tarjetas con chips PRISM han demostrado tener diferentes fallos a lo largo de su historia. Empezando por los problemas con WDS (que mandaba tramas defectuosas que lo intulizaban en versiones STA previas a la 1.4.9), y siguiendo en cosas más básicas como el cifrado WEP o asociaciones prolongadas.

Es comprensible. Estos dispositivos implementan estándares con una vida muy corta. En algunos casos, como el del 802.11g, tienen apenas dos años, y casi todos los fabricantes han tenido en el mercado productos que se suponían compatibles antes de estar disponible el estándar (como medida de presión a los comités, probablemente).

En mi caso fue necesario actualizar porque el driver wi(4), aún incluyendo un parche que parcialmente resolvía el problema reseteando la tarjeta por software, era incapaz de hacer que el dispositivo no experimentara timeouts irrecuperables tras asociaciones muy prolongadas (blackshell es un proveedor de servicios, que siempre debe estar asociado a su punto de acceso).

Vamos, que no es imprescindible estar a la útima versión si el uso que hacemos de la tarjeta es casual. Si hacemos un uso intensivo o más especializado, quizás sea buena idea descartar una fuente de problemas, ¿no?

Anotación por Juan J. Martínez, clasificada en: wireless.

Los comentarios están cerrados: los comentarios se cierran automáticamente una vez pasados 30 días. Si quieres comentar algo acerca de la anotación, puedes hacerlo por e-mail.

Algunas anotaciones relacionadas: